TAG y agorafobia

El otro día te hablé sobre mi primera manifestación de ansiedad, pero si he de pararme a pensar en cual fue la primera crisis que tuve en toda regla, la verdad es que no la recuerdo.

Según leí meses atrás, la persona que sufre de  trastorno de ansiedad no sabe ubicar exactamente en el tiempo cuando padeció su primera crisis. Lo que a uno sí que se le graba a fuego en la mente son esos síntomas y esas sensaciones tan desagradables que van in crescendo y que te hacen pensar que algo está a punto de estallar dentro de ti.

Por si no sabes muy bien en qué consisten la ansiedad y la agorafobia voy a explicártelo muy brevemente. Para ello me voy a valer de un escrito del psicólogo y terapeuta familiar argentino, Bernardo Stamateas, quien en su libro Emociones tóxicas describe la ansiedad de la siguiente manera:

“La ansiedad es la emoción que aparece cuando sientes que se acerca una amenaza, cuando visualizas el futuro de una manera negativa y, en consecuencia, intentas prepararte para hacerle frente.

La ansiedad se apoderará primero de nuestra mente y luego de nuestro cuerpo. […] Como reacción normal nos permite afrontar una presión externa y se presenta acompañada de aquellos temores que todos tenemos y que nos preservan ante una amenaza o peligro. […]

Ahora, ¿qué nos sucede cuando pasamos de vivir un momento de ansiedad a vivir ansiosos? Alguien excesivamente ansioso ve cada situación nueva, cada cambio, cada desafío que le toca vivir, como una tortura y experimenta un gran sufrimiento interior. […] El problema surge cuando la ansiedad se convierte en un temor excesivo e irracional a situaciones que afrontamos diariamente. […] Esta emoción puede llevar al desánimo, a la tristeza e incluso a la depresión […].” [1]

Yo no hubiese podido explicarlo mejor, desde luego.

Por su parte, la agorafobia se define como el miedo a los espacios abiertos (agora=plaza y fobia=miedo). Personalmente y desde mi vasta experiencia lidiando con este mal, yo no la definiría de tal modo. Si tuviera que describirla diría que la agorafobia es el miedo al miedo. A continuación te pongo una pequeña explicación extraída de la Wikipedia y que detalla perfectamente lo que me pasa.

“El agorafóbico tiende a evitar situaciones potencialmente ansiógenas (que provocan angustia o ansiedad), como lo pueden ser salir de casa, usar transportes públicos, ir de compras, comer en restaurantes, entrar al cine, hacer deporte, viajar, estar en lugares públicos o áreas amplias, etc. Estas situaciones pueden representar un grave problema en la vida del agorafóbico, pudiendo llevar a la persona afectada a casi no salir de su casa con el fin de tratar de evitar la gran cantidad de ansiedad causada por el pánico.”

 Y para argumentarlo un poco más voy a ponerte de ejemplo mi caso.

Con el paso de los años he ido somatizando más y más la ansiedad hasta el punto de que, por un motivo u otro, siempre estoy enferma, siempre tengo alguna dolencia física. Todos estos males han terminado condicionando mi vida haciendo que ésta se vea muy limitada, retroalimentando mi ansiedad y mi agorafobia y viceversa.

¿Qué pasa entonces? Esto genera que yo tenga miedo a alejarme de mi casa porque pienso que si empeoro me sobrevendrá una crisis de pánico, comenzaré a ponerme peor, todo irá en aumento y me será imposible regresar a casa por mi propio pie. ¿Y si me veo en la obligación de pedir ayuda? ¿Qué pensaría la gente? ¡Me tomarían por loca!

Así que para evitar esta supuesta situación me quedo en casa y así no me pasará nada (conducta evitativa).

Siempre me digo que cuando esté mejor, saldré. Pero como esto es la pescadilla que se muerde la cola la mejora nunca termina de llegar.

Y, básicamente, en esto consisten el trastorno de ansiedad generalizada y la agorafobia.

Si bien es cierto, los síntomas y las sensaciones varían en función de la persona que los padece. Pero esto te lo cuento en mi próximo post 😉

 

[1] Emociones tóxicas, Ediciones B, S.A., 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s