¿Quién es ansiosa y agorafóbica?

Soy Akane, una muchacha de 31 años, nacida y crecida en la preciosa ciudad de Barcelona, España.

A finales del 2003 tuve mi primer encontronazo con la ansiedad, pero no sería hasta el año siguiente que sufriría mi primera crisis. En el año 2007 me diagnosticaron depresión. Una depresión leve-moderada. Y a partir de Mayo del 2012 también tengo el añadido de la agorafobia. Fue en este año que me diagnosticaron TAG (Trastorno de Ansiedad Generalizada), agorafobia y siguieron corroborando mi depresión moderada.

A causa de todo esto mi estado de salud no es muy óptimo que digamos. Tengo la espalda y las cervicales hechas un cuatro, padezco de migrañas y suelo estar resfriada a menudo. Pero mi verdadero talón de Aquiles es mi estómago. Mis nervios, mi estrés, mi ansiedad se concentran ahí con lo que sufro de gastritis crónica y de SII (Síndrome del Intestino Irritable). También soy emetofóbica (miedo a vomitar). Esto desde que tengo uso de razón, pero la fobia se ha acrecentado desde el 2012 que todo fue en declive.

Actualmente mi vida es limitada. No puedo llevar una vida normal. Por ahora no puedo trabajar, no puedo estudiar o salir más allá de mi ciudad. Y todo esto varía en función del día, del clima y sobre todo de cómo me encuentre anímicamente.

Todo aquello que conlleve el alejarme de mi casa y tener que estar determinado tiempo en un sitio me conlleva un esfuerzo y estrés enormes.

Pese a todo esto querido amigo, querida amiga, aquí no te vas a encontrar con una persona negativa, pesimista, abatida…

Al contrario. Esta es una experiencia más en este trayecto con billete de ida del que todos formamos parte.

Puedes ver estas dolencias como una batalla perdida o bien puedes enfocarlo como un reto más en el cual hay que trabajar día tras día para poder superarlo. Yo hace tiempo que opté por la segunda opción y te animo, a que si estás en una situación similar, sea la que sea, optes también por luchar y seguir adelante. Nadie dice que vaya a ser sencillo ¡mírame a mí! Pero una cosa tengo muy clara, no pienso dejar que esta situación me venza. Hay días buenos y días que no lo son tanto y por mucho que uno se tropiece y caiga hay que levantarse como se pueda y seguir trabajando en ello.

Como puedes comprobar ante tal situación soy bastante optimista y positiva. Créeme, no vale la pena andar llorando por las esquinas, no soluciona el problema.

Y llegados a este punto solo puedo, primero, darte las gracias por invertir parte de tu tiempo en mí y segundo, invitarte a que me acompañes en esta, mi batalla personal y que juntos recorramos este camino. También te iré contando un poquito más de mí, profundizando en mi historia y contándote mis experiencias pasadas. ¿Te animas? Si es así, aquí te espero y si no, pues habrá sido un placer coincidir contigo 🙂

Hasta pronto.

Akane Kurihara.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s